miércoles, 16 de noviembre de 2016

Reseña: " No digas que fue amor" de F. J. Zornoza

Siempre apostando por los autores desconocidos, hoy os traigo mi última lectura: "No digas que fue amor", Ediciones Atlantis de F. J. Zornoza. 




No digas que fue amor
F. J. Zornoza
Editorial: Atlantis
Formato: papel
Número de páginas: 249
Género: Romántico








Sinopsis:


Purificación Cañas, víctima del éxodo rural, resulta presa fácil para el menor de los Montalt. Embarazada con solo dieciséis años, en su huida hacia ninguna parte, conocerá a don Juan, un joven cura que le ayudará a encontrarse a sí misma. Narrada en primera persona, “No digas que fue amor” es una historia de amores prohibidos que incita a la reflexión existencial.

Opinión personal:

Tanto el título de la novela "No digas que fue amor" como la portada nos marcan el camino hacia la lectura de una historia de amor, y aunque también está catalogada como tal, después de leerla os anuncio que entre sus páginas no os vais a encontrar la típica novela de amor. "No digas que fue amor" es mucho más que eso.


El autor divide la novela en tres libros. La primera y la tercera parte están contadas en primera persona, la segunda en tercera. Aunque descoloca un poco al lector esta licencia que se toma F. J. Zornoza , y parece que el segundo libro no sea parte de la historia de Purificación, incluso el estilo de éste es completamente diferente al que nos había presentado al principio, no es hasta mediados de la novela cuando le encuentras sentido. 

Es un apuesta arriesgada pero ganadora.


El estilo del autor es variado, muestra sus dotes enseñando diversos registros desde uno cuidado y casi poético como este párrafo.


"La luz cegadora del Mediterráneo me ha iluminado siempre. El penetrante perfume a salitre y azahar acarició aquella tarde mi piel besando impúdico mi alma. Quise ser mar. Quise ser inmensa. Y entornando los ojos permití que el rumor de las olas meciese mi maltrecho ánimo. Desde aquella tarde que fui mar nunca he perdido la oportunidad de sentirme infinita."

Pasando por el descriptivo en su justa medida para que el lector vaya de la mano con Purificación por las calles de Valencia. Hasta uno más directo, con más dialogo, con los argots de las gente de la calle. 

Como he mencionado antes, "No digas que fue amor" tiene como trama principal el amor, en el amplio sentido de la palabra, pero también nos habla de toda clase de sentimientos. A la par, la subtrama se muestra cuando la novela hace el giro dotando a la historia de un ingrediente diferente como es el suspense y el thriller sicólogico. Todo esto nos lleva al desencadenante del final, para mi sorprendente, pero acorde con la historia.


La protagonista, Purificación, nos atrapa con sus pensamientos y sentimientos de tal manera, y a pesar de que la mayor parte de la historia carecer de mucha acción, deseas continuar leyendo para conocer la vida de esa joven provinciana inocente e ingenua. Un personaje muy humano con el ríes, amas, lloras y sufres. 
Tanto la protagonista como los demás personajes tienen consistencia y fuerza. Están adecuados a la época, al lenguaje, y la caracterización considero que es la adecuada.

El broche de la novela es esa ambientación por las diferentes épocas y el lenguaje propio de Valencia que te hacen vivir la novela con más intensidad.


"No digas que fue amor" es una novela diferente, amena, cuidada y trabajada que merece ser conocida y leída. 




F.J. Zornoza

F. J. Zornoza (1964 ), valenciano, casado y con dos hijas. Finalizados sus estudios de Derecho desarrolla su carrera profesional en una gran empresa aseguradora, alejado de las leyes y de las letras. En 1999, por motivos profesionales, traslada su residencia a Zaragoza, regresando a Valencia en 2016. Aunque nunca ha dejado de escribir relatos cortos, cuentos, poemas… no será hasta 2005, cuando se aventura en dar forma a su primera novela. "Las llaves de la muerte" quedará definitivamente terminada en mayo de 2009, siendo publicada unos años después con una muy buena acogida por parte de la crítica y del público. Se considera un “escritor de fin de semana y vacaciones” convertido, de alguna manera, en su propio mecenas para dedicar su tiempo libre a la literatura.


En junio de 2015 finaliza su segunda novela: "No Digas que Fue Amor", que aparece publicada en mayo de 2016 en formato ebook. Unas semanas después de su aparición recibe una oferta de Ediciones Atlantis para su tradicional publicación en papel. Actualmente trabaja en su tercera novela.

martes, 8 de noviembre de 2016

Reseña: "Siete libros para Eva" de Roberto Martínez Guzmán

 Me encanta reseñar y hablaros de autores que son menos conocidos, en esta ocasión Scriptorium ha leído la última novela de Roberto Martínez Guzmán: "Siete libros para Eva" ( Eva Santiago el origen)
Una novela que estoy segura os sorprenderá.

¿Pueden siete libros decidir el final de una novela? Descubre el increíble origen de la inspectora Eva Santiago.





Siete libros para Eva
Roberto Martínez Guzmán
Formato: digital
Género: Policiaca y suspense
Plataforma: Amazon








Sinopsis:
Cuando en una calurosa noche del verano de 1999, la joven Eva aparece en una gasolinera, malherida y ensangrentada, todo el mundo se sorprende de que siga con vida. Había desaparecido dos semanas antes, tras pasar la noche con un compañero de universidad, y desde el primer momento todas las pistas apuntaban a un crimen pasional. Dos tensas semanas de ausencia, en las que se pondrá de manifiesto lo mejor y lo peor de cada persona relacionada con el caso.


Opinión Personal:

Cuando leí por primera vez el título de esta novela- sin haber ojeado la sinopsis- no había nada en él que me hiciera intuir que encerraba  esta historia títulada"Siete libros para Eva". Totalmente intrigada me lancé al vacío porque tras haber leído sus dos primeras novelas, no tenía dudas y sabía que no iba a defraudarme.

La novela comienza casi por el final, y aunque es algo arriesgado, Roberto Martínez Guzmán consigue no solo salvar el gran escollo, si no que además logra que te enganches a su historia.

Con un estilo fluido, cuidado y atrayente, el autor nos va llevando por una trama policial mientras desarrolla a la par con maestría la subtrama: una historia de maltrato y de poder.


"-¿Épocas? No lo nuestro siempre ha sido así. Bueno, ahora me doy cuenta de que siempre ha sido así. Manuel es una persona que te pisotea cada día, que te hace sentir inútil, que te separa de tus amigos, de tu familia, de tu trabajo y de todo lo que tengas. Te boicotea todo lo que emprendes o cualquier decisión que tomes."

De menor a mayor intensidad el autor presenta la trama y los personajes con la voz del narrador en tercera persona, una voz que permite mostrar todo tipo de detalles. 
Con habilidad y con los giros imprevistos te va llevando hacia un final inesperado que se resuelve rápido. Solo en los últimos capítulos se averigua el por qué del título. Ese suspense y muchos más son las piezas fundamentales de la novela.

Junto con Eva, que es la protagonista, hay dos personajes más  que tienen tanta importancia como Eva. Manuel  y Lina, los padres de ésta. Son éstos dos personajes que llevan por otra parte la fuerza de la subtrama. 

Resumiendo "Siete libros para Eva" es una historia adictiva llena de suspense. Una novela que no te deja respirar. Un libro que no puedes perderte.

Otros libros de Roberto Martínez Guzmán:

-Cartas desde el maltrato
-Café y cigarrillos para un funeral (Eva Santiago2)
-Muerte sin resurección ( Eva Santiago 1)

Si quieres saber más sobre este escritor visita su blog:
rmartinezguzman.blogspot.




viernes, 4 de noviembre de 2016

Reto 2. Relato con imagen

Tras la buena acogida que tuvo el reto con imagen que iniciamos Carmen Murguia y yo, hemos decidido continuar, por lo menos un reto más, aunque esperamos que alguno más pueda llegar. Acordamos ya que ella había escogido la primera imagen que esta segunda la buscaba yo, y esta ha sido mi elección.


Y el título de mi relato con imagen es :Somos uno. Esperamos que os gusten y os animo a leer el relato de Carmen Murguia.

                     ¿Qué nos habrán deparado las musas? 



                               Somos uno
La caja descansaba encima de la mesa pequeña a la espera de que su propietaria la volviera a abrir. Sin embargo, Laura era incapaz de levantar la tapa y mirar su interior. No podía creer que ese fuera su regalo de cumpleaños, como tampoco que su mejor amiga hubiese osado a traerle aquello.

Ella lo tenía claro: eso no era un regalo; era una pesadilla y una tortura. Lo que había en la caja representaba todo lo que quería dejar atrás y lo que le causaba, a la vez, su mayor sufrimiento.
Quería llorar paras sacar esa rabia que la devoraba por dentro, pero sus ojos se habían secado. Tan solo un quejido lastimero y quedo brotaba de sus labios contraídos por el dolor del recuerdo. De ese recuerdo, de ese momento que se llevó parte de ella. Laura había intentado todo para sanar esa herida que continuaba sangrando después de tres largos e interminables años.

Las palabras de su amiga todavía resonaban en su mente:
−Laura, míralo como una terapia de choque
−¡Fuera!− le gritó con rabia cuando cerró la caja. Mirar su interior le dolía tanto como recordar.
−¡Una terapia de choque!−repitió como una letanía−¡Qué sabrá ella! Si el más prestigioso terapeuta no ha conseguido que cierre puertas ¿Cómo lo iba a conseguir ella?

Laura abrazó sus rodillas y ejerciendo una fuerza descomunal las estrechó contra su pecho. Sus brazos se tensaron y los nudillos de sus manos perdieron el tibio color de la carne; blancos como la fría nieve se veían.
Con la mirada fija en aquel singular regalo, Laura comenzó a mecerse. Era un movimiento lento, hacia delante y hacia atrás. Poco a poco fue incrementando el ritmo convirtiéndose en una danza dantesca. La joven se había transformado en una especie de muñeco diabólico y lo único que la acompasaba era su dolor. El lastre de la pérdida supuso para ella su destrucción.
Sus ojos abiertos apenas parpadeaban y con la imagen en su rutina de aquellas flamantes zapatillas rojas, su mente la llevó por una espiral de emociones a aquel día en que cambió su vida.

Era un resplandeciente y caluroso sábado de finales de mayo. Estaban celebrando el cumpleaños de Rubén en un paraje natural y hermoso lejos de la bulliciosa ciudad en que vivían. Tras una deliciosa comida en un hotel rustico y tranquilo decidieron ir a pasear por los alrededores y visitar el conocido lago de la región. Rubén se calzó las zapatillas que ella le había regalado. Él se reía y siempre le aseguraba que era su talismán, que le traía suerte y con su último regalo iba a correr tanto que llegaría hasta el cielo. Sus ocurrencias y su carácter siempre le hacían mirar la vida con alegría. Con Rubén, Laura se sentía completa, amada y complementada. 

El sol empezaba a ocultarse en las colinas lejanas y la tarde estaba ya avanzada. La temperatura todavía era alta y el calor invitaba a darse un baño en el lago. La quietud de la superficie semejaba un gran espejo, reflejaba con nitidez y perfección todo lo que les rodeaba. Caminaron por las viejas maderas del embarcadero hasta llegar al borde. Laura se descalzó y se sentó en el canto. Sus blancos pies se balanceaban en el aire con miedo de romper aquella increíble y majestuosa quietud que reinaba en el agua. Rubén dejó sus zapatillas rojas al lado de ella y mientras se desvestía alegre y despreocupado, intentaba convencer a su novia para que se bañaran juntos. Tras su negativa y gritando la palabra cobarde se zambulló en las aguas tranquilas y oscuras. Silencio. Tan puro que dolía. Ni la brisa soplaba, ni los pájaros cantaban; el mundo se había detenido en ese instante.
Los segundos transcurrieron con tremenda lentitud para Laura. La inquietad comenzó a devorarla al ver que Rubén no salía a la superficie. Asustada y enfadada se levantó al percibir un dolor agudo en el pecho. La intuición la estaba llamando. Los latidos acelerados de su corazón le anunciaban un mal presagio. Una sombra negra se cernía sobre ella a pesar de la claridad que todavía la rodeaba. La oscuridad se le estaba merendando. Su grito desesperado rompió el silencio del atardecer. El nombre de Rubén en sus labios era el canto desgarrador de su corazón.
Una pequeña mancha oscura se apreciaba en la impoluta superficie del lago. Aguzada por los malos presentimientos se metió en el agua para buscar a su amado. A pesar de la escasa visibilidad que había bajo el agua, Laura reconoció enseguida el cuerpo de Rubén. Con desesperación y al límite de sus fuerzas lo arrastró hasta la superficie. La falta de reacción vaticinaba lo peor. El llanto le impedía ver bien, sin embargo nadó con él hasta la orilla mientras su fortaleza se iba desvaneciendo con cada lágrima. Exhausta, rabiosa y derrumbada taponó la herida de la sien con su camiseta. Lo acunó como si con ello le fuera a devolver la vida.
Las horas posteriores se perdieron en la bruma del dolor. Su mente apenas recordaba lo que pasó después.

Desde que Rubén perdió la vida aquella fatídica tarde. Laura dejó de ser ella para convertirse en un fantasma que no dejaba de culparse. Sus únicas y repetitivas palabras eran:
−«Si no hubiera insistido en pasear por lago»…
Esa frase junto con la última palabra que él pronunció, ese «cobarde» retumbaban en su mente día y noche. La imagen solitaria de aquellas zapatillas rojas en la madera se había convertido en su sombra. Ese lastre le impedía dejar el pasado atrás y vivir el presente. Sus escasas fuerzas se centran en querer retroceder en el tiempo para cambiar las cosas olvidándose de ella y de vivir. 

Laura abrió los ojos asustada, era la primera vez en tres años que soñaba con él. Su voz y su imagen habían sido tan reales que pensó que Rubén estaba realmente vivo. Aquellas palabras que le había susurrado tuvieron un efecto sedante. Sentía vacío y a la vez paz. Algo en su interior estaba cambiado.
La semi penumbra del salón y las luces de la calle anunciaban que la noche le acompañaba, se había quedado dormida. Estaba dolorida y cansada. Se levantó despacio y cogió la caja de la mesa para irse al dormitorio. El sueño y la fatiga la vencían. A trompicones y con los ojos medio cerrados se metió en la cama dejando el regalo a su lado.
El mediodía sorprendió a Laura en la cama, con la misma sensación que horas antes la había invadido: paz. Se asomó a la ventana, por el hueco de los edificios pudo ver un cielo azul despejado. Era el día ideal para recobrar su vida. Cogió la caja, sacó las zapatillas rojas y con el sentimiento que la invadía se las puso. Comenzó a caminar repitiendo como si fuera un mantra las palabras que Rubén le había repetido en su sueño:
− Somos uno. Ponte las zapatillas. Yo estoy siempre contigo cariño. Recuerda: somos uno.








miércoles, 2 de noviembre de 2016

Lecturas del mes de octubre

Hay temporadas que la nostalgia llama a nuestra puerta y nos hace recordar libros que nos dejaron un buen sabor de boca, eso me paso en su día con la trilogía "El cementerio de los libros olvidados" de Carlos Ruiz Zafón. Así que con esa sensación que te dejan los libros que te hacen disfrutar, me he leído este mes de octubre la Trilogía  y el relato que explica el origen de el cementaro de los libros.


La sombra del viento.
1.
Premio al mejor libro extrajero en Francia 2004.

Un amanecer de 1945 un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.


La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo a las tinieblas de la posguerra. La Sombra del Viento mezcla técnicas de relato de intriga, de novela histórica y de comedia de costumbres pero es, sobre todo, una tragedia histórica de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros ,manteniendo la intriga hasta la última página.





El juego del ángel
2.

La próxima vez que quieras salvar un libro, no te juegues la vida…
Te llevaré a un lugar secreto donde los libros nunca mueren

En la turbulenta Barcelona de los años 20 un joven escritor obsesionado con un amor imposible recibe la oferta de un misterioso editor para escribir un libro como no ha existido nunca, a cambio de una fortuna y, tal vez, mucho más.





El prisionero del cielo
3.



Escribo estas palabras en la esperanza y el convencimiento de que algún día descubrirás este lugar un lugar que cambio mi vida como estoy seguro deque cambiara la tuya.Barcelona, 1957. Daniel Sempere y su amigo Fermin,los héroes de La Sombra del Viento, regresan de nuevo ala aventura para afrontar el mayor desafío de sus vidas.Justo cuando todo empezaba a sonreirles, un inquietante personaje visita la librería de Sempere y amenaza con desvelar un terrible secreto que lleva enterrado dos decadas en la oscura memoria de la ciudad. Al conocerla verdad, Daniel comprenderá que su destino le arrastra inexorablemente a enfrentarse con la mayor de las sombras: la que esta creciendo en su interior.Rebosante de intriga y emoción, El Prisionero del Cielo es una novela magistral donde los hilos de La Sombra del Viento y El Juego del Ángel convergen a través del embrujo de la literatura y nos conduce hacia el enigma que se oculta en el corazón del Cementerio de los Libros Olvidados.


Rosa de Fuego
El inicio de la trilolgía


El Situado en La Época de la Inquisición española en el siglo XV, "Rosa de Fuego" cuenta la historia de los Orígenes de la misteriosa biblioteca, el Cementerio de los Libros Olvidados, Que SE Encuentra en el corazon de las novelas de Carlos Ruiz Zafón La Sombra del Viento, El juego del ángel, y Ahora, El Prisionero del Cielo.






El libro que tengo en mis manos es totalmente diferente. Se trata de una novela autoeditada que me está dejando un buen sabor de boca, en cuanto la termine, habrá reseña. No olvidéis este título "Siete libros para Eva" de Roberto Martinez Guzman