miércoles, 16 de noviembre de 2016

Reseña: " No digas que fue amor" de F. J. Zornoza

Siempre apostando por los autores desconocidos, hoy os traigo mi última lectura: "No digas que fue amor", Ediciones Atlantis de F. J. Zornoza. 




No digas que fue amor
F. J. Zornoza
Editorial: Atlantis
Formato: papel
Número de páginas: 249
Género: Romántico








Sinopsis:


Purificación Cañas, víctima del éxodo rural, resulta presa fácil para el menor de los Montalt. Embarazada con solo dieciséis años, en su huida hacia ninguna parte, conocerá a don Juan, un joven cura que le ayudará a encontrarse a sí misma. Narrada en primera persona, “No digas que fue amor” es una historia de amores prohibidos que incita a la reflexión existencial.

Opinión personal:

Tanto el título de la novela "No digas que fue amor" como la portada nos marcan el camino hacia la lectura de una historia de amor, y aunque también está catalogada como tal, después de leerla os anuncio que entre sus páginas no os vais a encontrar la típica novela de amor. "No digas que fue amor" es mucho más que eso.


El autor divide la novela en tres libros. La primera y la tercera parte están contadas en primera persona, la segunda en tercera. Aunque descoloca un poco al lector esta licencia que se toma F. J. Zornoza , y parece que el segundo libro no sea parte de la historia de Purificación, incluso el estilo de éste es completamente diferente al que nos había presentado al principio, no es hasta mediados de la novela cuando le encuentras sentido. 

Es un apuesta arriesgada pero ganadora.


El estilo del autor es variado, muestra sus dotes enseñando diversos registros desde uno cuidado y casi poético como este párrafo.


"La luz cegadora del Mediterráneo me ha iluminado siempre. El penetrante perfume a salitre y azahar acarició aquella tarde mi piel besando impúdico mi alma. Quise ser mar. Quise ser inmensa. Y entornando los ojos permití que el rumor de las olas meciese mi maltrecho ánimo. Desde aquella tarde que fui mar nunca he perdido la oportunidad de sentirme infinita."

Pasando por el descriptivo en su justa medida para que el lector vaya de la mano con Purificación por las calles de Valencia. Hasta uno más directo, con más dialogo, con los argots de las gente de la calle. 

Como he mencionado antes, "No digas que fue amor" tiene como trama principal el amor, en el amplio sentido de la palabra, pero también nos habla de toda clase de sentimientos. A la par, la subtrama se muestra cuando la novela hace el giro dotando a la historia de un ingrediente diferente como es el suspense y el thriller sicólogico. Todo esto nos lleva al desencadenante del final, para mi sorprendente, pero acorde con la historia.


La protagonista, Purificación, nos atrapa con sus pensamientos y sentimientos de tal manera, y a pesar de que la mayor parte de la historia carecer de mucha acción, deseas continuar leyendo para conocer la vida de esa joven provinciana inocente e ingenua. Un personaje muy humano con el ríes, amas, lloras y sufres. 
Tanto la protagonista como los demás personajes tienen consistencia y fuerza. Están adecuados a la época, al lenguaje, y la caracterización considero que es la adecuada.

El broche de la novela es esa ambientación por las diferentes épocas y el lenguaje propio de Valencia que te hacen vivir la novela con más intensidad.


"No digas que fue amor" es una novela diferente, amena, cuidada y trabajada que merece ser conocida y leída. 




F.J. Zornoza

F. J. Zornoza (1964 ), valenciano, casado y con dos hijas. Finalizados sus estudios de Derecho desarrolla su carrera profesional en una gran empresa aseguradora, alejado de las leyes y de las letras. En 1999, por motivos profesionales, traslada su residencia a Zaragoza, regresando a Valencia en 2016. Aunque nunca ha dejado de escribir relatos cortos, cuentos, poemas… no será hasta 2005, cuando se aventura en dar forma a su primera novela. "Las llaves de la muerte" quedará definitivamente terminada en mayo de 2009, siendo publicada unos años después con una muy buena acogida por parte de la crítica y del público. Se considera un “escritor de fin de semana y vacaciones” convertido, de alguna manera, en su propio mecenas para dedicar su tiempo libre a la literatura.


En junio de 2015 finaliza su segunda novela: "No Digas que Fue Amor", que aparece publicada en mayo de 2016 en formato ebook. Unas semanas después de su aparición recibe una oferta de Ediciones Atlantis para su tradicional publicación en papel. Actualmente trabaja en su tercera novela.

martes, 8 de noviembre de 2016

Reseña: "Siete libros para Eva" de Roberto Martínez Guzmán

 Me encanta reseñar y hablaros de autores que son menos conocidos, en esta ocasión Scriptorium ha leído la última novela de Roberto Martínez Guzmán: "Siete libros para Eva" ( Eva Santiago el origen)
Una novela que estoy segura os sorprenderá.

¿Pueden siete libros decidir el final de una novela? Descubre el increíble origen de la inspectora Eva Santiago.





Siete libros para Eva
Roberto Martínez Guzmán
Formato: digital
Género: Policiaca y suspense
Plataforma: Amazon








Sinopsis:
Cuando en una calurosa noche del verano de 1999, la joven Eva aparece en una gasolinera, malherida y ensangrentada, todo el mundo se sorprende de que siga con vida. Había desaparecido dos semanas antes, tras pasar la noche con un compañero de universidad, y desde el primer momento todas las pistas apuntaban a un crimen pasional. Dos tensas semanas de ausencia, en las que se pondrá de manifiesto lo mejor y lo peor de cada persona relacionada con el caso.


Opinión Personal:

Cuando leí por primera vez el título de esta novela- sin haber ojeado la sinopsis- no había nada en él que me hiciera intuir que encerraba  esta historia títulada"Siete libros para Eva". Totalmente intrigada me lancé al vacío porque tras haber leído sus dos primeras novelas, no tenía dudas y sabía que no iba a defraudarme.

La novela comienza casi por el final, y aunque es algo arriesgado, Roberto Martínez Guzmán consigue no solo salvar el gran escollo, si no que además logra que te enganches a su historia.

Con un estilo fluido, cuidado y atrayente, el autor nos va llevando por una trama policial mientras desarrolla a la par con maestría la subtrama: una historia de maltrato y de poder.


"-¿Épocas? No lo nuestro siempre ha sido así. Bueno, ahora me doy cuenta de que siempre ha sido así. Manuel es una persona que te pisotea cada día, que te hace sentir inútil, que te separa de tus amigos, de tu familia, de tu trabajo y de todo lo que tengas. Te boicotea todo lo que emprendes o cualquier decisión que tomes."

De menor a mayor intensidad el autor presenta la trama y los personajes con la voz del narrador en tercera persona, una voz que permite mostrar todo tipo de detalles. 
Con habilidad y con los giros imprevistos te va llevando hacia un final inesperado que se resuelve rápido. Solo en los últimos capítulos se averigua el por qué del título. Ese suspense y muchos más son las piezas fundamentales de la novela.

Junto con Eva, que es la protagonista, hay dos personajes más  que tienen tanta importancia como Eva. Manuel  y Lina, los padres de ésta. Son éstos dos personajes que llevan por otra parte la fuerza de la subtrama. 

Resumiendo "Siete libros para Eva" es una historia adictiva llena de suspense. Una novela que no te deja respirar. Un libro que no puedes perderte.

Otros libros de Roberto Martínez Guzmán:

-Cartas desde el maltrato
-Café y cigarrillos para un funeral (Eva Santiago2)
-Muerte sin resurección ( Eva Santiago 1)

Si quieres saber más sobre este escritor visita su blog:
rmartinezguzman.blogspot.




viernes, 4 de noviembre de 2016

Reto 2. Relato con imagen

Tras la buena acogida que tuvo el reto con imagen que iniciamos Carmen Murguia y yo, hemos decidido continuar, por lo menos un reto más, aunque esperamos que alguno más pueda llegar. Acordamos ya que ella había escogido la primera imagen que esta segunda la buscaba yo, y esta ha sido mi elección.


Y el título de mi relato con imagen es :Somos uno. Esperamos que os gusten y os animo a leer el relato de Carmen Murguia.

                     ¿Qué nos habrán deparado las musas? 



                               Somos uno
La caja descansaba encima de la mesa pequeña a la espera de que su propietaria la volviera a abrir. Sin embargo, Laura era incapaz de levantar la tapa y mirar su interior. No podía creer que ese fuera su regalo de cumpleaños, como tampoco que su mejor amiga hubiese osado a traerle aquello.

Ella lo tenía claro: eso no era un regalo; era una pesadilla y una tortura. Lo que había en la caja representaba todo lo que quería dejar atrás y lo que le causaba, a la vez, su mayor sufrimiento.
Quería llorar paras sacar esa rabia que la devoraba por dentro, pero sus ojos se habían secado. Tan solo un quejido lastimero y quedo brotaba de sus labios contraídos por el dolor del recuerdo. De ese recuerdo, de ese momento que se llevó parte de ella. Laura había intentado todo para sanar esa herida que continuaba sangrando después de tres largos e interminables años.

Las palabras de su amiga todavía resonaban en su mente:
−Laura, míralo como una terapia de choque
−¡Fuera!− le gritó con rabia cuando cerró la caja. Mirar su interior le dolía tanto como recordar.
−¡Una terapia de choque!−repitió como una letanía−¡Qué sabrá ella! Si el más prestigioso terapeuta no ha conseguido que cierre puertas ¿Cómo lo iba a conseguir ella?

Laura abrazó sus rodillas y ejerciendo una fuerza descomunal las estrechó contra su pecho. Sus brazos se tensaron y los nudillos de sus manos perdieron el tibio color de la carne; blancos como la fría nieve se veían.
Con la mirada fija en aquel singular regalo, Laura comenzó a mecerse. Era un movimiento lento, hacia delante y hacia atrás. Poco a poco fue incrementando el ritmo convirtiéndose en una danza dantesca. La joven se había transformado en una especie de muñeco diabólico y lo único que la acompasaba era su dolor. El lastre de la pérdida supuso para ella su destrucción.
Sus ojos abiertos apenas parpadeaban y con la imagen en su rutina de aquellas flamantes zapatillas rojas, su mente la llevó por una espiral de emociones a aquel día en que cambió su vida.

Era un resplandeciente y caluroso sábado de finales de mayo. Estaban celebrando el cumpleaños de Rubén en un paraje natural y hermoso lejos de la bulliciosa ciudad en que vivían. Tras una deliciosa comida en un hotel rustico y tranquilo decidieron ir a pasear por los alrededores y visitar el conocido lago de la región. Rubén se calzó las zapatillas que ella le había regalado. Él se reía y siempre le aseguraba que era su talismán, que le traía suerte y con su último regalo iba a correr tanto que llegaría hasta el cielo. Sus ocurrencias y su carácter siempre le hacían mirar la vida con alegría. Con Rubén, Laura se sentía completa, amada y complementada. 

El sol empezaba a ocultarse en las colinas lejanas y la tarde estaba ya avanzada. La temperatura todavía era alta y el calor invitaba a darse un baño en el lago. La quietud de la superficie semejaba un gran espejo, reflejaba con nitidez y perfección todo lo que les rodeaba. Caminaron por las viejas maderas del embarcadero hasta llegar al borde. Laura se descalzó y se sentó en el canto. Sus blancos pies se balanceaban en el aire con miedo de romper aquella increíble y majestuosa quietud que reinaba en el agua. Rubén dejó sus zapatillas rojas al lado de ella y mientras se desvestía alegre y despreocupado, intentaba convencer a su novia para que se bañaran juntos. Tras su negativa y gritando la palabra cobarde se zambulló en las aguas tranquilas y oscuras. Silencio. Tan puro que dolía. Ni la brisa soplaba, ni los pájaros cantaban; el mundo se había detenido en ese instante.
Los segundos transcurrieron con tremenda lentitud para Laura. La inquietad comenzó a devorarla al ver que Rubén no salía a la superficie. Asustada y enfadada se levantó al percibir un dolor agudo en el pecho. La intuición la estaba llamando. Los latidos acelerados de su corazón le anunciaban un mal presagio. Una sombra negra se cernía sobre ella a pesar de la claridad que todavía la rodeaba. La oscuridad se le estaba merendando. Su grito desesperado rompió el silencio del atardecer. El nombre de Rubén en sus labios era el canto desgarrador de su corazón.
Una pequeña mancha oscura se apreciaba en la impoluta superficie del lago. Aguzada por los malos presentimientos se metió en el agua para buscar a su amado. A pesar de la escasa visibilidad que había bajo el agua, Laura reconoció enseguida el cuerpo de Rubén. Con desesperación y al límite de sus fuerzas lo arrastró hasta la superficie. La falta de reacción vaticinaba lo peor. El llanto le impedía ver bien, sin embargo nadó con él hasta la orilla mientras su fortaleza se iba desvaneciendo con cada lágrima. Exhausta, rabiosa y derrumbada taponó la herida de la sien con su camiseta. Lo acunó como si con ello le fuera a devolver la vida.
Las horas posteriores se perdieron en la bruma del dolor. Su mente apenas recordaba lo que pasó después.

Desde que Rubén perdió la vida aquella fatídica tarde. Laura dejó de ser ella para convertirse en un fantasma que no dejaba de culparse. Sus únicas y repetitivas palabras eran:
−«Si no hubiera insistido en pasear por lago»…
Esa frase junto con la última palabra que él pronunció, ese «cobarde» retumbaban en su mente día y noche. La imagen solitaria de aquellas zapatillas rojas en la madera se había convertido en su sombra. Ese lastre le impedía dejar el pasado atrás y vivir el presente. Sus escasas fuerzas se centran en querer retroceder en el tiempo para cambiar las cosas olvidándose de ella y de vivir. 

Laura abrió los ojos asustada, era la primera vez en tres años que soñaba con él. Su voz y su imagen habían sido tan reales que pensó que Rubén estaba realmente vivo. Aquellas palabras que le había susurrado tuvieron un efecto sedante. Sentía vacío y a la vez paz. Algo en su interior estaba cambiado.
La semi penumbra del salón y las luces de la calle anunciaban que la noche le acompañaba, se había quedado dormida. Estaba dolorida y cansada. Se levantó despacio y cogió la caja de la mesa para irse al dormitorio. El sueño y la fatiga la vencían. A trompicones y con los ojos medio cerrados se metió en la cama dejando el regalo a su lado.
El mediodía sorprendió a Laura en la cama, con la misma sensación que horas antes la había invadido: paz. Se asomó a la ventana, por el hueco de los edificios pudo ver un cielo azul despejado. Era el día ideal para recobrar su vida. Cogió la caja, sacó las zapatillas rojas y con el sentimiento que la invadía se las puso. Comenzó a caminar repitiendo como si fuera un mantra las palabras que Rubén le había repetido en su sueño:
− Somos uno. Ponte las zapatillas. Yo estoy siempre contigo cariño. Recuerda: somos uno.








miércoles, 2 de noviembre de 2016

Lecturas del mes de octubre

Hay temporadas que la nostalgia llama a nuestra puerta y nos hace recordar libros que nos dejaron un buen sabor de boca, eso me paso en su día con la trilogía "El cementerio de los libros olvidados" de Carlos Ruiz Zafón. Así que con esa sensación que te dejan los libros que te hacen disfrutar, me he leído este mes de octubre la Trilogía  y el relato que explica el origen de el cementaro de los libros.


La sombra del viento.
1.
Premio al mejor libro extrajero en Francia 2004.

Un amanecer de 1945 un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambiará el rumbo de su vida y le arrastrará a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad.


La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo a las tinieblas de la posguerra. La Sombra del Viento mezcla técnicas de relato de intriga, de novela histórica y de comedia de costumbres pero es, sobre todo, una tragedia histórica de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros ,manteniendo la intriga hasta la última página.





El juego del ángel
2.

La próxima vez que quieras salvar un libro, no te juegues la vida…
Te llevaré a un lugar secreto donde los libros nunca mueren

En la turbulenta Barcelona de los años 20 un joven escritor obsesionado con un amor imposible recibe la oferta de un misterioso editor para escribir un libro como no ha existido nunca, a cambio de una fortuna y, tal vez, mucho más.





El prisionero del cielo
3.



Escribo estas palabras en la esperanza y el convencimiento de que algún día descubrirás este lugar un lugar que cambio mi vida como estoy seguro deque cambiara la tuya.Barcelona, 1957. Daniel Sempere y su amigo Fermin,los héroes de La Sombra del Viento, regresan de nuevo ala aventura para afrontar el mayor desafío de sus vidas.Justo cuando todo empezaba a sonreirles, un inquietante personaje visita la librería de Sempere y amenaza con desvelar un terrible secreto que lleva enterrado dos decadas en la oscura memoria de la ciudad. Al conocerla verdad, Daniel comprenderá que su destino le arrastra inexorablemente a enfrentarse con la mayor de las sombras: la que esta creciendo en su interior.Rebosante de intriga y emoción, El Prisionero del Cielo es una novela magistral donde los hilos de La Sombra del Viento y El Juego del Ángel convergen a través del embrujo de la literatura y nos conduce hacia el enigma que se oculta en el corazón del Cementerio de los Libros Olvidados.


Rosa de Fuego
El inicio de la trilolgía


El Situado en La Época de la Inquisición española en el siglo XV, "Rosa de Fuego" cuenta la historia de los Orígenes de la misteriosa biblioteca, el Cementerio de los Libros Olvidados, Que SE Encuentra en el corazon de las novelas de Carlos Ruiz Zafón La Sombra del Viento, El juego del ángel, y Ahora, El Prisionero del Cielo.






El libro que tengo en mis manos es totalmente diferente. Se trata de una novela autoeditada que me está dejando un buen sabor de boca, en cuanto la termine, habrá reseña. No olvidéis este título "Siete libros para Eva" de Roberto Martinez Guzman

lunes, 3 de octubre de 2016

Lecturas del mes de septiembre

A veces una empieza el mes con la idea de unas determinadas lecturas, pero por caprichos del destino, son otras las que acaban cayendo en mis manos.
 Daniel Sánchez Arévalo, Cris Tremps, Laura  Sánchez Herráez, Paloma Sánchez-Garnica estos  son los autores/as que me han hecho disfrutar de la lectura.
El amor  y suspense han amenizado mis horas.

La isla de Alice
Cuando Chris muere en un accidente de coche sospechosamente lejos de donde debía estar, la vida de su mujer, Alice, con una niña de seis años y otra en camino, se desmorona.Incapaz de asumir la pérdida y con el temor de que tal vez su relación perfecta haya sido una mentira, se obsesiona con descubrir de dónde venía Chris y qué secreto escondía. Reconstruye el último viaje de su marido con la ayuda de las cámaras de seguridad de los establecimientos por donde este había pasado, hasta llegar al epicentro del misterio: Robin Island, en Cape Cod, Massachusetts, una pequeña y, solo en apariencia, apacible isla que modifi cará profundamente a Alice mientras busca respuesta a la pregunta: ¿Qué hacía Chris en la isla

Mi nota es un 6.

Tempestad







Os dejo el enlace de la reseña que hice:
Reseña de Tempestad







La Saga Coindence que está compuesta por tres libros:




















Como hice este mes la reseña os dejo el enlace por si os apetece leerla:La Saga Coincidence





Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido

Una brillante carrera como juez, el respeto de quienes la rodean, una vida independiente... Carlota lo tenía todo para ser feliz. Sin embargo, siempre le faltó una Navidad. Cuando a los doce años su madre le reveló el gran secreto, Carlota supo que ya nada volvería a ser igual. La palabra «bastarda» se convirtió en un estigma para ella. La palabra «familia» no volvió a significar lo mismo. La llamada de su padre moribundo muchas décadas después la obligará a debatirse entre el deseo de saber y la necesidad de huir.

Mi nota es 10.

Tal vez la nostalgia de lecturas pasada me invadió, y su recuerdo,   hizo que me inclinaran esta vez por una novela que leí hace muchos años y que me dejó una fantástico sabor de boca. Hoy de nuevo entre sus páginas disfruto como lo hice entonces. 
Estoy releyendo "La sombra del viento" de Carlos Ruiz Zafón.
Es posible que me lea los tres libros de un tirón... pero eso nunca se sabe.
Hasta el mes que viene.






lunes, 26 de septiembre de 2016

Saga Coincidence de Laura Sánchez Herraéz

Los que me conocéis ya sabéis que no soy amiga de leer sagas, pero tanto a esta como a la primera, no he podido resistirme. 
Hoy os voy a contar un poco más de la Saga Coincidence, solo lo justo para dejaros con la miel en la boca y que acabéis con ganas de leerla. La Saga es una historia contada en tres libros, un thriller erótico que no te dejará respirar hasta que cierres la última página. Bajo el seudómino  de Laura Sánchez Herráez, Beatriz Ibán Diezhandino, nos muestra lo mejor y lo peor del ser humano.

Saga Coincidence: Peligro y pasión 1.
Charles Green es un detective de Scotland Yard con fama entre el cuerpo por ser uno de los mejores. Es duro, implacable, con nervios de acero y con la tasa de resolución de casos más alta. Tanto su vida profesional como su vida personal parecen ser rocas sólidas que le mantienen firme en los duros momentos que todo policía pasa en su carrera. Sin embargo Adriana Soto es una chica que comienza como policía y tiene todo patas arriba. Su vida profesional acaba de empezar, su vida personal es un completo caos y por si fuera poco, tiene problemas acatando órdenes si ella misma no cree que tengan lógica. Y eso en una profesión como la suya, va a crearle muchos problemas. Más aún habiendo coincidido con Charles Green en el primer caso que tuvo en sus prácticas. Pero está claro que cierto tipo de personas el peligro lo traducen en una pasión sin límites que puede acabar abrasándoles por completo...

Saga Coincidence:  Dolor y redención 2.
Charles quiere morir si no tiene a su lado a Adriana y ésta ha sido capaz de decir "te quiero" a Charles. Ha sido duro para ambos darse cuenta de lo que sienten en realidad el uno por el otro, pero aun así las cosas no van a ser fáciles para ellos. 

El calcinador sigue desaparecido y temen que vuelva a matar, Adriana no puede superar lo que éste le hizo en aquella sala, dejándola secuelas físicas y psíquicas que le hacen echar la vista atrás; más aún cuando recibe una llamada en la que le comunican que los hombres que hace años la violaron, han salido en libertad. 

Saga Coincidence: Sacrificio y salvación 3.

No es fácil aceptar una traición. Menos aún de la persona a la que amas. Pero si sabes que puede haber sido una traición que comenzó mucho antes incluso de que supieras que esa persona existía... 

Adriana intenta aceptar lo que está sucediendo con respecto a Charles. Éste huyó, utilizándola para ello. Trata de mantener su mente de policía lejos de lo que en realidad quiere su corazón. Pero cuando el amor entra en juego, la ecuación de la sensatez nunca se sostiene demasiado tiempo.


¿Podrá perdonarle todo lo que hizo, tanto en el presente como en el pasado? ¿Podrá su amor superar tan dura prueba? ¿Las coincidencias en las vidas de ambos serán un impedimento para que puedan estar juntos en un futuro?


Opinión personal:
La Saga Coincidence es una historia de dos protagonistas: Charles y Adriana, dos personas completamente opuestas pero que irremediablemente se atraen. A priori parece una historia común pero no lo es. Contada en primera persona, bajo la experiencia de ambos personajes, marca la diferencia con otras novelas. Tal vez sea por este motivo por el que la novela es tan ágil y fresca y no sabes cuando parar de leer.

Con abundantes y suculentos diálogos, poco a poco sientes a esos protagonistas  y personajes humanos y cercanos.

La autora combina a  la perfección, la dosis de amor, erotismo y suspense con lo que la trama bien podría decirse que es una combinación de esos tres elementos. Es difícil decidir cual tiene más importancia en la saga. 

Lo bueno, a mi parecer, es que si le quitas las escenas eróticas (aunque le dan el punto ideal para rebajar la tensión entre tanto suspense) podría leerse la historia perfectamente. Pero lo dicho, el erotismo es la guinda de la Saga, sin caer en la vulgaridad, la autora ha descrito las escenas con mucho detalle.

A través de sus tres libros, como ya he indicando Laura Sánchez Herráez  nos muestra lo peor y lo mejor del ser humano, el amor y el odio, la traición y el poder, la amistad y la supervivencia.

La Saga Coincidence es una historia que no te deja respirar, llena de intriga y suspense, ideal para los amantes de este género.

Y poco más voy a desvelar, porque el resto lo tenéis que descubrir vosotros.

A la venta en Amazon


Sí quieres conocer las otras sagas, como What If y Maybe, de esta prolífica escritora, puedes comprarlas también en Amazon.

martes, 20 de septiembre de 2016

Tempestad de Cris Tremps

La autora Cris Tremps ha vuelto,  y en esta ocasión podemos disfrutar de su primera novela: Tempestad, una historia de amor y suspense.




Formato: Versión Kindle
Vendido: Amazon
Género: Romántica
Idioma: Español
PVP: 2,92



Sinopsis:
Paul está recuperándose en su casa de los acantilados escoceses tras un colapso mental y físico. Allí conoce a Maggie y su amiga Cristel, ambas viudas desde hace algunos años en extrañas circunstancias.
Steve, amigo de Paul, aparece sin avisar y cuando los cuatro inician entre ellos nuevas relaciones, ocurren misteriosos accidentes.

¿Tendrá algo que ver con el pasado?

Opinión personal:

Comienzo destacando que Tempestad tiene algo inusual en la novela romántica, y es que esta tiene cuatro protagonistas: Paul, Maggie, Steve y Cristel, de esta manera el lector es sabedor de todo cuanto los rodea y de sus sentimientos. Como no podía ser de otra manera la historia está contada en tercera persona. 
Otro personaje que es contrario a los protagonistas, aunque tenga un poco menos de importancia, es el malo. Una mujer trastornada con un pasado lúgubre. Con pocas pinceladas, Cris Tremps, ha creado un personaje con fuerza, que sea de paso me gusta mucho. Es que los malos dan mucho juego.

Tal vez por el hecho de ser una novela corta, los sucesos ocurren con rapidez y la autora se detiene solo en los detalles justos, se podría decir que Cris Tremps va directo al grano y su novela carece de paja. 
En pocos capítulos las parejas están formadas, por lo que la historia de amor entre ellos casi pasa a un segundo plano. Cobra importancia el suspense y la intriga que la autora se maneja con soltura. Va dejando pistas para que el lector realice sus propias cábalas.

Junto con todos estos ingredientes, Cris Tremps nos trasmite a través de sus personajes femeninos la importancia de dejar atrás el pasado, de mirar al futuro con optimismo y de la capacidad de superación tras fuertes experiencias. La fortaleza es el punto más destacado de estos protagonistas, aunque sean muy dispares.

Como he dicho antes, la rapidez con que sucede todo, es el punto débil de la novela .

A pesar de notarse que es la primera novela que escribe la autora, vale la pena darle una oportunidad. La trama es interesante. El resultado es una novela ágil y fresca con una historia que no defrauda.

Esperamos pronto la siguiente novela de Cris Tremps.




lunes, 19 de septiembre de 2016

Reto: relato con foto

Un día caluroso de verano,  nos propusimos mi amiga Carmen Murguia y yo un reto, y es que en el verano creo que salen las ideas más disparatadas. Este consistía en escribir un relato basado en la misma imagen , y como no lo aceptamos. Tras varios días sin poder subir el reto, por fin os lo podemos mostrar. 
¿Cómo será su relato?  
Venga atreveos a leer los dos.
El suyo es el El puente de las Gárgolas. este es el enlace:El puente de las Gárgolas, reto

Aquí va el mío que se titula:
 La reina del amor


La música entra por mis oídos y aunque me relaja, no dejo de pensar que hago yo ahora mismo conduciendo a la tres de la tarde, bajo un sol abrasador, por esta sinuosa y estrecha carretera; es tan angosta que tan solo puede pasar un coche. Gracias a Dios, no me encuentro con ningún otro vehículo. No obstante, si miro a mi derecha e imagino la caída que tiene este barranco, tiemblo y rezo para no despeñarme, y ya no parece tan bien estar sola. Estoy segura que si por un casual me precipitara por este despeñadero me encontrarían esparcida por el río, si no es que antes se me han comido las alimañas. 

Dejo de pensar en el precipicio y comienzo a enfadarme conmigo misma. Yo, que soy todo lo contrario a lo que estoy haciendo, y que mi apellido no es aventurera, ignoro como he acabado en esta ruta y como he dejado llevar por ese absurdo arrebato.

¿Abuela, por qué tuviste que morir sin contarme tus secretos? Me pregunto una y otra vez enfadada con ella y sobre todo conmigo misma. ¿Qué tiene que ver ese cuadro contigo, abuela? ¿Por qué lo escondiste en el desván? Mi lógica me dice que las personas que guardan cualquier objeto, es porque detrás hay una historia que no quieren contar. ¿No era mejor haberlo tirado? 

Debo dejarme llevar por la música y relajarme, total ya metida en este asunto, tengo que intentar mantener la calma. No puedo culpar a nadie más de estar donde estoy, bueno si… culpo a mi curiosidad. Si no hubiera subido al desván a fisgonear, ahora mismo no estaría perdida en este valle. Bueno, más bien es lo que estaré si no aparece el desvío que está marcado en el mapa.

Cuando vi el plano, al principio, pensé que no era real, que sería algún juego o una broma de mi querida abuela Paula, pero me equivoqué. San Google me corroboró la existencia del lugar que había anotado mi abuela con su pulcra letra. Para mi asombro estaba a tan solo dos horas en coche de mi casa.

Dichosa curiosidad. ¡Maldita sea!

Lo malo es que no sé porque decidí verlo en persona. Más de una vez, mi parte racional me aseguraba que el castillo que había pintado en el cuadro no estaría en pie, y que desde luego no tendría ese misterio que irradia. No me iba a encontrar, ni las mariposas azules, ni la niebla en pleno mes de agosto, sin embargo la curiosidad venció a mi razón.

¡Despierta Clara! Me digo a mí misma, desde que la abuela estuvo allí, si es que realmente estuvo, han pasado nada menos que ochenta años, es posible que ahora solo te encuentres unas cochambrosas ruinas. Pero esa imagen me atraía, no sabía si era el misterio, las mariposas, el castillo o la muchacha, no podía quitármela de la cabeza desde que la vi. Al final tendrán razón mis amigas que la imaginación se me acrecienta de tanto leer y veo cosas donde no las hay.

¿Y si llegó allí y hay alguien? ¿Y si está habitado? Con esa parte no había contado antes de emprender semejante aventura ¿Qué le voy a decir?

Hola pasaba por aquí. ¡Qué bonito castillo! O mi abuela tiene un cuadro en el que sale este castillo− me regañé− Clara está loca. Déjate de tonterías.

Mi parte racional me asegura que allí no hay nadie, que es imposible. Aunque si eso es cierto, creo que me voy a llevar una gran desilusión. Una fuerte voz en mi cabeza me grita:

− ¿Qué esperas? ¿Qué quieres?

Creo que no sé porque he lanzado esas breves preguntas, aunque una débil voz me susurra que soy una mentirosa y sí lo sé.

 Resoplo.

Solo quiero ver el castillo y el lugar con mis propios ojos, me intento convencer a mí misma y lo repito como si fuera un mantra, aunque siento que mi corazón palpita por vivir una historia de amor como las de las novelas.

A pesar de que la imagen del cuadro se colaba en mis sueños cada noche y la muchacha me invitaba con la mano a que la siguiera, me costó mucho tomar la decisión. Aquellas noches era un sinvivir: no dormía bien y apenas podía descansar. Así que harta de ello, decidí, a pesar de todos los inconvenientes que veía, seguir a aquella joven que se parecía tanto a mi abuela Paula. Cada mañana me preguntaba siempre lo mismo, ¿por qué quería que fuera?

Una vez tomada la decisión, lo difícil fue mentir a mi familia. Sí, les oculté que me iba detrás de un cuadro que la abuela tenía en el desván, porque realmente me parecía una locura, además de ser un acto impropio de mí, de las responsable hija mayor, trabajadora y tranquila. Lo que más me costó fue dejar a mi hermano pequeño, bajo la supervisión de mi padre, en la librería; no estaba dispuesta a cerrarla.

Respiro con profundidad un par de veces antes de meterme por el puente. Reduzco una marcha, lo veo de frente y creo que no voy a poder pasar. Me gustaría cerrar los ojos, pero soy consciente de que si lo hago acabaré estrellada en el lecho del rio. Contengo la respiración y avanzo despacio mirando siempre al frente. Al final, a mi derecha, veo un pequeño cartel de madera con la imagen de un castillo grabado en él. Sin poder evitarlo, me detengo a la entrada insegura de lo que estoy haciendo y sorprendida de haber encontrado el cruce, porque eso significa que existe.

Ya está Clara, ya puedes darte la vuelta y volver a casa, ya sabes que existe, me insiste mi cordura pero por una extraña razón que desconozco no le hago ni caso y continúo el trayecto por la cuidada calzada que tengo ante mí y que se adentra en el bosque. Avanzo lentamente. Una extraña sensación se apodera de mí. Me siento nerviosa, una excitación por llegar me nubla la razón y solo deseo llegar al castillo. Noto como mi corazón late cada vez más fuerte y más rápido. Me obligo a hacer varias respiraciones profundas para calmarme un poco.

La carretera va ascendiendo poco a poco, a cada recodo rezo para encontrarme una explanada con lo que ansío. Decepcionada continúo con el corazón encogido pero con una extraña sensación, una mezcla de miedo, alegría y nerviosismo. El cielo cada vez se ve mejor y mi trayecto parece que llega a su fin. Me invade la decepción porque siento que esto se acaba y no he encontrado lo que buscaba. Detengo el coche en una gran explanada. Todo ha terminado. Una lágrima desciende por mi mejilla, el castillo no existe. Todo ha sido un juego. Maldigo a mi abuela. Sentada en el coche cierro los ojos y la imagen del cuadro aparece frente a mí, cuando los abro todo sigue igual. Bajo del coche para estirar las piernas. Todo ha sido un maldito error, lloro de frustración por haberme dejado engañar. Con la rabia en el cuerpo, camino sin rumbo fijo, enfrascada en mis pensamientos y en mi estupidez. Sin saber por qué me detengo al lado de una arboleda, mis pies se niegan a moverse. Intento enfocar pero las lágrimas que anegan mis ojos me lo impiden. Mi corazón se vuelve loco y palpita con una rapidez sorprendente. Vislumbro algo. Instintivamente paso el dorso de la mano por los ojos y poco a poco voy recuperando la nitidez. No puedo creer lo que veo. Parpadeo un par veces, creo que todo es un simple espejismo producto de mi loca obsesión. Avanzo despacio. Las palabras me han abandonado y noto que se me ha abierto la boca exageradamente. Me paro delante del puente, unas preciosas mariposas azules revolotean a mí alrededor, me da la sensación de que me dan la bienvenida. La niebla envuelve el lugar, lejos de parecer un sitio tétrico y frío, es uno que me abre el corazón y siento como si estuviera en casa.

Observo las viejas maderas ¿Aguantaran todavía el peso de una persona? Pongo un pie en tablón y me quedo quieta. No se oye ningún crujido. Respiro aliviada. Dudo si continuar o no, el aspecto no es tan malo y mientras lo pienso mi cuerpo ha tomado su propia decisión y cuando me quiero dar cuenta estoy en la mitad del puente. Contengo la respiración y continúo avanzando. Cuando piso tierra firme respiro aliviada. 

La emoción que embarga al ver el castillo en pie y aparentemente sin un solo daño es enorme. 

¡Existes! ¡Existes! ¡Eres real! 

Sin darme cuenta me noto saltando como una niña pequeña que ha descubierto un gran tesoro. Abochornada por mi actitud infantil miro hacía todos los lados buscando alguna mirada indiscreta. 
Cálmate eres una adulta. Ahora ya lo has visto, ya puedes irte, me insiste la voz de mi razón pero mi corazón está desbocado. Siento una felicidad inmensa.

Con los sentimientos entremezclados me acercó hasta la pared, ardo en deseos de tocar su piedra, de sentir su alma eterna. Su frío me hace estremecer y una corriente eléctrica recorre mi brazo. Todo gira a mí alrededor y la oscuridad lo invade todo.

Abro los ojos y frente a mi tengo una mirada curiosa, transparente y… ¿quién es el dueño de esos preciosos ojos verdes? Sin duda es un hombre, su rostro anguloso, sus facciones y su grave voz me lo confirman.

−No, no sé si estoy… ¿dónde estoy? –preguntó intentando levantarme de la mullida cama en la que me hallo.

−Todo a su tiempo− responde seco− Lo importante es que estás bien y que por fin has llegado, el cuadro ha hecho su trabajo− sonríe triunfante.

− ¿Me esperabas?  ¿A mí? ¿El cuadro?− le pregunto incrédula−Seguro que estas esperando a otra… yo he venido…− en verdad me daba vergüenza reconocer el motivo.

−Sí, sé porque has venido− su voz suena seria pero sus ojos dicen otras cosas− Como te he dicho antes, te estaba esperando y, antes de que me cortes, sí, lo sé todo de ti. Solo te pido que descanses− fue casi como una orden y tendiéndome una copa me pidió que bebiera.

No sé porque le hago caso, tal vez es porque su mirada me tiene hipnotizada tanto como su voz. Este hombre ejerce un efecto sobre mí increíble, solo de pensarlo tiemblo. Estoy segura de que será una mala, pero que muy mala influencia para mí.

De nuevo la oscuridad me envolvió.

− ¿Has despertado ya princesa?

Esas son las primeras palabras que oigo y las que me hacen tomar conciencia de donde estoy.

− ¿Princesa?− acierto a preguntar desconcertada y medio dormida.
−¿Así que tu abuela no te ha contado nada, eh?

Su rostro es todo un poema, no sé cómo interpretarlo. Se acerca más a mí, se sienta en el borde de la cama, me coge la mano y suspirando se presenta:

−Yo soy Michel vuestro…por decirlo de alguna manera, soy tu servidor y vos sois la princesa de esta dimensión. Si tu abuela, no te ha contado tengo más trabajo del que pensaba.

Resopla.

Me incorporó de la cama, me siento y sin entender bien lo que oigo le vuelvo a preguntar:

− ¿Qué tiene que ver mi abuela en todo esto? ¿Y el cuadro? Porque yo, he venido por él… ¿Cómo es posible que estemos en otra dimensión? 

Tengo tantas preguntas bullendo en mi cabeza que creo que me a estallar.

− ¿Cómo voy a explicarte lo que llevamos siglos haciendo para mantener un equilibrio en la dimensión de los humanos? –se pasa las manos por el rostro− Esta dimensión se llama Akamor y es la que se encarga, como te he dicho antes de mantener un equilibrio, el del amor, en vuestro mundo. Hay otras pero eso ya te lo ensañaré más adelante. En unos días serás coronada reina como lo fue tu abuela.

Nada de esto me parece real, es como si me hubiera adentrado en uno de los muchos libros de fantasía que suelo leer. Al final mis amigas van a tener razón, tendré que leer otros libros o acabaré loca. Tengo muchas, todavía muchas preguntas y, la verdad, no sé qué pinto como yo como reina… la palabra todavía me parece increíble y el cargo mucho más.

Ay abuela, ¿por qué no contaste nada?

Noto que él me mira, está esperando ver mi reacción o que le diga algo…

− ¿Y si yo no quiero? ¿Puedo renunciar?

−Por desgracia no, mi reina. Ahora que la reina ha muerto, tú eres su sucesora. Eres del linaje. Todas tus antepasadas han reinado porque así está escrito.

Resoplo. 

Siento que mi vida está cambiando y yo no puedo hacer nada. Un tremendo vértigo me invade por la responsabilidad que voy a tener; pero a pesar de eso, estoy tan bien que creo que esta es mi casa.

−Ahora debes volver a tu mundo, pero antes tengo que darte una cosa− de su bolsillo saca una pequeña bolsa de terciopelo−Debes de llevar este colgante que es el que te permitirá volver, aquí, a tu reino. Recuerda que solo puedes acceder desde el pequeño jardín que hay en la librería. Acaricia suavemente las alas de la mariposa azul y serás trasportada hasta ese lugar. Cuando te necesitemos la mariposa brillará, entonces tienes que venir. Una advertencia, no puedes decirle a nadie quien eres y que representa el colgante.

Me lleva los dedos hacia la mariposa y entre los dos las frotamos. Todo se vuelve oscuro y un huracán me envuelve. Cuando parece que todo está en calma abro los ojos y como había dicho Michel, me hallo en el jardín junto al centenario rosal. Lo miro asombrada, sus rosas vuelven a estar con vida y su aroma invade el pequeño espacio verde. Sonrió pensando en todas las pequeñas acciones que hacia mi abuela, ahora entiendo por qué. Un pensamiento fugaz toma fuerza en mi mente, uno que me hace sentir especial y única: ser la reina del amor. 







lunes, 5 de septiembre de 2016

Lecturas del mes de Agosto

Los tórridos días y noches de agosto han transcurrido llenos de los más diversos sentimientos, desde el miedo al amor, las lecturas que escogí para amenizar mi tiempo libre, me han dado eso y mucho más. Aunque muchas veces te haces una idea de lo que te vas a encontrar en sus páginas, no es hasta que las lees, cuando descubres la magnitud de sus sensaciones .Y es que estas autoras y autor saben mucho de eso. 
Antonio Lagares, Antonia J. Corrales, Olivia Ardey, Corina Bomnann y Fiona Barton me han hecho pasar unas horas increíbles.





Sinopsis:
¿Estás dispuesto a combatir contra tus propios miedos? 
¿A iniciar esta arriesgada lectura? 
Él lo hizo, y ahora está muerto… 
Da rienda suelta a tu curiosidad, sé valiente, pasa y, 
Póstrate ante un nuevo género literario. 
Lector: ante ti se alzará el «PSICOTERROR». 


Tú y tus pasos, la agonía, una sombra… la noche. Buscas algo a lo que aferrar tus miedos; un remedio que cure ese pánico que te anquilosa, ralentiza hasta convertir en una víctima sumisa. 
Entre la oscuridad, una figura te acecha. «¿Voy a morir?», te preguntas. Contra el suelo, la sangre golpea como esa maldita mecedora la pared de aquel piso vacío. El sonido al abandonar tus venas evoca en ti la garganta del amor de tu vida, abierta en canal; tú mismo la cercenaste. «¿Voy a morir?», insistes en preguntar. «Nunca debí leer aquel manuscrito», lamentas; es tarde ya para lamentaciones. Lo aprietas con fuerza y empapas de rojo carmesí. El fin se acerca, lo notas. «Voy a morir». 
Cuando el deseo y el ansia por dejar de respirar te engulle, aparece ella. Sonriente se presenta ante ti la mujer de negro y pelo plateado; no viene sola. 

Marcos Nieto Pallarés 

Mi nota es un 8. 
Disponible en Amazon.




Sinopsis:
Bajo la protección de un paraguas rojo, Mena, Remedios y Amanda caminan juntas en las páginas de esta conmovedora historia para demostrarnos que la amistad, el amor, la superación personal y las ganas de seguir adelante son la clave de la felicidad. Con cada uno de sus actos nos enseñan que todas las mujeres de agua tienen la fortaleza que necesitan para superar los obstáculos. Sólo es necesario proponérselo.

Una historia 10, para mi es perfecta en todos los sentidos.




Sinopsis:
Un verano puede cambiar tu vida de una forma que ni te imaginas.

La vida de Monique se derrumba el día que cae en las trampas de su profesión. Pocas semanas después de recibir el premio más prestigioso de la Asociación de Periodistas de Francia, la prensa rosa publica unas fotografías suyas en actitud comprometida. Incapaz de enfrentarse al acoso mediático, abandona París para refugiarse en la Provenza. Allí revivirá sus días de adolescente tímida, siempre a la sombra de su prima Giselle, se reencontrará con Paul, el hombre que le dio su primer beso y descubrirá el origen secreto de la tía que las acogía durante aquellos veranos de infancia. Pero su tía le había reservado otro regalo: la llave de un secreter que alberga un diario que le revelará la historia de una joven cuyo único pecado fue amar a un soldado alemán durante la ocupación de París. A medida que se adentre en sus páginas, Monique sentirá como renacen sus sentimientos hacia Paul. Pero él ya no es el joven divertido, despreocupado y apasionado de la natación que le hizo descubrir el amor; el tiempo y los desengaños han marcado a fuego su carácter. Sin embargo, el destino tiene prevista una sorpresa para ellos. Algo que ambos ignoran los unirá, de algún modo, para siempre.

Mi nota es un 10, una novela que va más allá de una romántica. 
Olivia Ardey es una de escritoras favoritas junto con Antonia J. Corrales y no nunca me defraudan. ¿Cuáles serán sus próximas novelas? Estoy impaciente por leerlas.



Sinopsis:
La fotógrafa Melanie Sommer está ocupada con los preparativos de su próxima boda cuando su prometido sufre un accidente que lo deja en coma. Incapaz de afrontar esta situación, Melanie escapa al campo para hallar consuelo en su bisabuela Hanna. Esta mujer sabia le relata a la joven episodios de su vida que ha mantenido en secreto hasta entonces: los años que vivió en Saigón como hija de un rico funcionario del Gobierno francés, su amistad con Thanh, la maldición de una anciana que las sorprende robando jazmines en un templo: Estas flores os darán elfuturo que os merecéis. Hanna embarca a su bisnieta Melanie en un viaje imaginario del que aprenderá lo que cuenta de verdad en el amor, y que la vida, a pesar del dolor, también depara momentos de felicidad.

Mi nota es un 9.



Sinopsis:
Si él hubiera hecho algo horrible, ella lo sabría. ¿O no?Todos sabemos quién es él: el hombre que vimos en la portada de todos los periódicos acusado de un crimen terrible. Pero, ¿qué sabemos realmente de ella, de quien le sujeta el brazo en la escalera del juzgado, de la esposa que está a su lado?El marido de Jean Taylor fue acusado y absuelto de un crimen terrible hace años. Cuando él fallece de forma repentina, Jean, la esposa perfecta que siempre le ha apoyado y creído en su inocencia, se convierte en la única persona que conoce la verdad. Pero ¿qué implicaciones tendría aceptar esa verdad? ¿Hasta dónde está dispuesta a llegar para que su vida siga teniendo sentido? Ahora que Jean puede ser ella misma, hay una decisión que tomar: ¿callar, mentir o actuar?

Mi nota es un 8.

Terminé el mes comenzando la lectura de "La isla de Alice" una novela que me ha enganchado desde el principio.

Os espero el mes que viene . 
Buenas lecturas.